Pin It

Widgets

|

NUESTRO EDITORIAL // PRIORIDAD UNO: PRESERVAR LA VIDA

EL RADAR.COM.-María nos viene de camino después de haber completado en las Antillas Menores la destructiva obra de Irma y golpeado con toda fiereza a Puerto Rico.  Ya declarado anticipadamente zona de desastre al paso de este último,  suma ahora los mucho mayores destrozos ocasionados por este nuevo huracán de intensidad superior, al alcanzar vientos de entre 250 y hasta más de 280 kilómetros.  La suma de estos cuantiosos daños más su impagable deuda exterior que supera los 70 mil millones de dólares coloca a la Isla del Encanto en condiciones de extrema penuria que requerirá de una ayuda posiblemente similar a la que necesitó Haití como consecuencia del devastador seísmo del 2010.

En el caso nuestro, al igual que antes con Irma, este nuevo y destructivo huracán ha inclinado ligeramente su curso un poco más al norte evitando impactar de lleno nuestro territorio.  En cambio, tal como ocurrió con aquel, serán las poblaciones costeras del noroeste las que serán afectadas por los vientos y la intensidad de las aguas de su área de influencia.  Al parecer Montecristi, el subutilizado puerto por donde semanalmente se envía a Europa un valioso cargamento de bananos orgánicos,  resultará la que lleve la peor parte.

También provincias del Cibao recibirían los efectos de su área de influencia, sobre todo intensas lluvias con el riesgo de desbordamiento de ríos, riachuelos y cañadas, dañando cultivos, destruyendo viviendas, y sobre todo, colocando en peligro las vidas de quienes hayan resistido la orden de evacuación para ponerse a buen recaudo en los refugios.

Salvar la vida es la misión principal.  La que corresponde a los interesados en primera instancia y, en casos extremos, a las numerosas brigadas de rescatistas movilizadas para prestar ayuda.  Es preciso insistir en este punto por cuanto hay quienes, sumidos en pobreza, se aferran a tratar de preservar sus escasas pertenencias, y al hacerlo, terminan por perder la existencia.  Hay que recordar que mal que bien, los bienes materiales se recuperan en todo o en parte; no así la vida.  Es la única de que disponemos. No tiene repuesto.  Si la perdemos, con ella se va todo lo demás.

De destacar, por nueva vez, que las autoridades han tomado todas las mayores previsiones posibles.  De hecho, pudiera decirse que se mantuvieron vigentes desde el paso de Irma, ante la inminencia de este otro huracán de mayor fuerza aún.

Es oportuno recordar, sin embargo, que dada la trayectoria a menudo errática que siguen los huracanes, la cual puede ser influida por distintos factores, todas las provincias, sin importar, el tipo de alerta que se haya establecido para cada una, deben mantenerse en estado de alerta.  Hay que dar seguimiento constante a los boletines de Meteorología y seguir las indicaciones del Comité de Operaciones de Emergencia, que cuenta con todo el personal y equipamiento necesario para realizar su tarea de prevención y socorro del modo más eficiente.

Ante el peligro que entraña este evento catastrófico, la mejor forma de ayudarnos es ayudar a las autoridades.  Y recordar, insistimos, que lo más importante es preservar la vida. MR


style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6738634336237728"
data-ad-slot="9993357919"
data-ad-format="auto">

- Por: RAFAEL BERROA - Artículo: NUESTRO EDITORIAL // PRIORIDAD UNO: PRESERVAR LA VIDA
Recomiendalo :

0 comentarios for "NUESTRO EDITORIAL // PRIORIDAD UNO: PRESERVAR LA VIDA"

Comentarios

Google+ Badge

Con la tecnología de Blogger.