Pin It

Widgets

|

NUESTRO EDITORIAL // LA PERDIDA DE AGUA

EL RADAR.COM.-Advertir que el setenta por ciento del agua que cae sobre el territorio nacional se pierde por falta de presas como señalan los funcionarios que están al frente de los distintos organismos relacionados con el preciado líquido, es tanto como advertir que estamos desperdiciando  una inapreciable e indispensable fuente de vida.

El señalamiento ha salido a luz en el curso de la comparecencia en el orientador Almuerzo Semanal del Grupo Corripio de los respectivos directores de la CAASD, INAPA y el INDRHI, conjuntamente con los encargados de Operaciones del primero y el de Planificación de este último.

Olvidamos con frecuencia que sin agua es imposible la vida en el planeta.  La existencia de seres humanos, animales y plantas y todo vestigio de vida  se extinguiría por falta de la misma. Es un bien preciado y gratuito con que no obsequia la Naturaleza.  Seguramente por ello la mayoría no lo valorizamos lo suficiente ni nos preocupamos  por su conservación y uso racional, siempre partiendo de la conocida premisa de que “lo que no cuesta, no duele”.

Sin embargo, agua que cae de las nubes y para la que no disponemos de reservorios, es agua que se pierde irremisiblemente. Dado que su producción responde a ciclos naturales cambiantes, períodos indeterminados de lluvia y sequía alternativos, de ahí la necesidad de disponer de medios para su conservación.

En nuestro caso, según los funcionarios del agua que participaron en el encuentro con el acucioso staff periodístico del Grupo Corripio, la falta de suficientes presas para retenerla y disponer de la misma en tiempo de seca, obliga a racionar su consumo,  afecta cultivos esenciales y provoca grandes pérdidas al ganado.

La solución del problema se hallaría en la construcción de un vasto programa de presas que permita aprovechar al máximo la producción de agua del país.  Esta se fija en 34 mil millones de metros cúbicos anuales como promedio, de los cuales en épocas normales estamos requiriendo unos 9 mil, cifra que desciende a 7 mil cuando padecemos de sequía.

El potencial de agua existe y la posibilidad de almacenarla para evitar que se pierda también.  Para ello  el director general de INDRHI propone la construcción de nueve presas en lugares específicos y ya determinados. El mismo tomaría unos veinte años y requiriendo una inversión, a costos presentes, de noventa y seis mil millones de pesos.   La cifra parece abismal.  Pero si la prorrateamos en el curso de esas dos décadas, resulta ínfima y es perfectamente asimilable sin provocar desequilibrios presupuestarios.  Se trata de una inversión de vida que como valor agregado sumaría a la matriz energética una cantidad nada despreciable de megavatios de electricidad limpia y barata.

Por demás, tal como se ha señalado en distintas ocasiones aquí y en otros medios que prestan al tema la atención que requiere, se precisa tanto de una ley reguladora de la producción y uso del agua, sobre la cual hay varios proyectos en las Cámaras Legislativas de una mucho mayor antigüedad que la tan debatida ley de partidos, los cuales se hayan pendientes de discusión y probación por una lesiva mezcla de intereses y de irresponsabilidad.  Y de igual modo desarrollar una cultura de preservación y uso del agua que permita forjar una amplia toma de conciencia sobre la necesidad de hacer un empleo racional y responsable de la misma  porque dada gota de agua que desperdiciamos equivale a una gota misma de vida que se pierde sin retorno y sin remedio.MR



style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6738634336237728"
data-ad-slot="9993357919"
data-ad-format="auto">

- Por: RAFAEL BERROA - Artículo: NUESTRO EDITORIAL // LA PERDIDA DE AGUA
Recomiendalo :

0 comentarios for "NUESTRO EDITORIAL // LA PERDIDA DE AGUA"

Comentarios

Google+ Badge

Con la tecnología de Blogger.