Pin It

Widgets

|

ARTICULO DE OPINIÓN // La Autonomía de la Voluntad // POR ALFONSO REYES

EL RADAR.COM.-La autonomía de la voluntad es un concepto proveniente de la filosofía kantiana, referido a la capacidad del individuo para dictarse sus propias normas morales, en el concepto clásico; y socioeconómico en el siglo de las luces de hoy día. El concepto constituye actualmente un principio básico en el Derecho privado, el cual parte de la necesidad de que el ordenamiento jurídico capacite a los individuos para establecer relaciones jurídicas acorde a su libre voluntad.
Conforme al origen del concepto y su autor, son los propios individuos quienes dictan sus normas para regular sus relaciones privadas, pero también interviene la norma pública como factor de control, bien establecido por el Código Civil Dominicano, en su Art. 6, el cual reza así  Las leyes que interesan al orden público y a las buenas costumbres no pueden ser derogadas por convenciones particulares”.
De éste se desprende que en los actos convenidos por particulares se podrá realizar todo acuerdo que no se encuentre expresamente prohibido o que atente contra el orden público, las buenas costumbres y los derechos de terceros.
Muchos de estos límites son creados por las necesidades de las cosas o circunstancias, otras por conveniencia de política legal, y constituyen impedimentos a la creación de reglas. Sobre esta base, nacen dos tipos de normas básicas para la buena marcha del Derecho o de la sociedad en sentido general.
​En primer término están Las Normas Dispositivas y Las Normas imperativas.  En el caso de las primeras éstas sirven para suplir la autonomía de la voluntad en aquellos actos en dónde no se haya establecido un criterio expreso vinculado a la norma moral (por ejemplo, el caso de sucesión intestada). La norma imperativa (impositiva), sin embargo actúa en todo caso, como norma de obligado cumplimiento. Es un límite a la autonomía de la voluntad.
En el Derecho público se pueden encontrar muchas más normas imperativas (sobre todo en el ámbito sancionador), siendo éstas más escasas en Derecho privado. Se trata de aquellos casos en los que el Estado debe regular una forma de comportamiento que sea igual para todos los individuos que interactúan.  Es importante ver como interviene la autonomía de la voluntad en el Derecho comercial,  como es el caso del derecho a la rescisión de un contrato con base en el desacuerdo con el objeto. El objeto debe quedar bien definido en cualquier contrato o de lo contrario no puede ni habrá contrato sería inexistente.



style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6738634336237728"
data-ad-slot="9993357919"
data-ad-format="auto">

- Por: EL RADAR.COM - Artículo: ARTICULO DE OPINIÓN // La Autonomía de la Voluntad // POR ALFONSO REYES
Recomiendalo :

0 comentarios for "ARTICULO DE OPINIÓN // La Autonomía de la Voluntad // POR ALFONSO REYES"

Comentarios

Con la tecnología de Blogger.